Aviso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

OK

NewsLetter X

¿Quieres recibir en tu correo las mejores noticias de I am rap?

-->
El Origen de los Sueños: DJ Krush

El Origen de los Sueños: DJ Krush

Hay lugares a los que asocias una canción, un disco o un artista. En este caso, mientras escribo y escucho su música, me envuelven los pensamientos la lluvia, el frío y la atmósfera apagada de Leeds, Reino Unido. Quiero dar el primer paso en el camino de esta columna mensual hablando de una manera íntima y particular de Hideaki Ishi a.k.a. DJ Krush.

Creo que, desde el primer instante en el que te detienes a escuchar cualquiera de sus trabajos, sabes de manera inmediata que estás escuchando algo que difiere y no encaja en su tiempo. Antes de su nacimiento como músico reconocido en un ámbito internacional, nuestro genio fue atacado desde los sectores más intransigentes y dogmáticos de la industria, los cuales alegaban que su trabajo no sonaba a rap, que en definitiva, su trabajo distaba demasiado del sonido habitual dentro del género.

Todo tiene una explicación, Krush sentía que no podía hacer lo mismo que se estaba haciendo en USA. Su entorno, su vida, sus experiencias y su música habían emanado de la tierra del sol naciente, por lo tanto, él necesitaba que su música fuese diferente.

Esto cambió las reglas del juego y tuvo mucho que ver con los primeros rayos de luz que golpearon a los ojos del Abstract hip hop y Trip-hop.

No quiero entrar en el debate de cuales han sido sus mejores trabajos, así que voy a contaros cuales han sido los albums que han dejado en mí una huella imborrable. Por un lado está Meiso (1995), este trabajo está plagado de genios, el primer tema lo abre el neoyorquino CL Smooth, el álbum también se empapa del sonido de artistas como DJ Shadow, Guru o Black Thought, el recorrido por los 14 temas es similar a una sinfonía, te lleva arriba y abajo y es capaz de transportarte a otros mundos, de hacer que todo lo que te rodea desaparezca.

Cada vez que escucho uno de los temas finales del disco, “Duality”, aparece esa sensación que, como un rayo recorre la espina dorsal, esa sensación que solo es capaz de transmitir a través de la música unos pocos -elegidos-.

Por otro lado está Ki-Oku (1996), sin ninguna duda, es el trabajo de toda su discografía que más veces he reproducido y disfrutado.

El binomio Krush y Toshinori Kondo –trompetista de jazz- fue impecable e irrepetible. Es un disco íntimo, para escuchar solo, cada tema se comunica de manera directa con tu alma. Dicen que a lo largo de nuestra vida se cruzarán con nosotros dos grandes amores, si lo extrapolamos a la música, para mí, Ki-Oku sería uno de ellos. Podría sumergirme más en profundidad dentro de estos dos albums, pero lo que voy a hacer es contaros la razón por la que os estoy hablando de la música de Krush.

Recuerdo caminar por una calle sin luces a las dos de la mañana después de salir agotado de trabajar, el viento golpeaba las ramas de los árboles y empezaban a caer las primeras gotas de lluvia que anticipaban una tormenta. Lo único que me acompañaba en ese instante eran las melodías que en algún momento estuvieron en la cabeza de Krush y que ahora, a través de unos auriculares, estaban en la mía.

Cada segundo que pasaba, la música se fundía conmigo y me liberaba de la pesadumbre de lo cotidiano, mientras caminaba, pude sentir que casi estaba flotando, pude sentir paz.

Por esta vez, voy a dejar de lado los tecnicismos y me voy a limitar a invitaros a que sintáis lo mismo que pude sentir yo en ese momento, toda su discografía hará que en vuestro interior se cuele la luz que ha sido bloqueada por la música vacía y carente de feeling que, cada vez más, nos rodea.

Todo cambio surge de la valentía, de ver algo que los demás no son capaces de ver y de querer tocar lo que parece distante.

Quiero finalizar el artículo dando las gracias a todos los músicos que se arriesgan a hacer algo imprevisible, a todos aquellos que siguen lo que les dicta su corazón y no lo que dictan las tendencias.

Edgar Blanco Diez

Aquí tienes más sobre:
Pablo Mosquera

Pablo Mosquera es codirector de I AM RAP y creador de este humilde proyecto. Su principal función es la de Community Manager y encargado de actualizar diariamente la música que más os gusta. Lleva desde siempre disfrutando de la cultura Hip Hop.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social

Buscar

Suscribirse