Aviso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

OK

Temazo!! X

Vuelve a recuperar la fe, con este tema:

¿Quién dijo que las mujeres no saben rapear? No son solo una cara bonita!

Hoy es el Día Internacional de la Mujer, un día que conmemora la lucha por la igualdad y el esfuerzo en la historia del género femenino. Aún así, queda mucho camino para que podamos hablar de igualdad entre sexos, de hecho uno de los campos donde más discriminadas se sienten las mujeres es en el rap.

Existe una clara objetivización entorno a la mujer, sobretodo en los Estates, donde a menudo son utilizadas como reclamo sexual en los videoclips. Incluso algunas raperas hipersexualizan su estilismo con un fin de mayor aceptación comercial. No hay que buscar mucho para corroborar esto: Nicky Minaj. Y no es una cosa únicamente de la escena de rap comercial de Estados Unidos, incluso en nuestro país pudimos ver esta sexualización del estilismo entorno a una rapera, sí, estamos hablando de Mala Rodriguez (Que nos encanta, pero estamos aquí para decirlo todo). Fue fichar por Universal y de repente cambió tanto su estilo como su imagen. No fue tan exagerado como el caso de las raperas yankees pero todo el que la siguiese desde sus inicios se dio cuenta, pese a que a ningún medio se le ocurriese hablar de ello.

Obviamente esto sucede cuando las artistas se venden a las discográficas y acaban siendo títeres en manos de las multinacionales, que saben que en un mundo donde la mayoría de los oyentes son hombres, una mujer en paños menores venderá más. Sin embargo, y gracias a Dios/Buda/Alá/2Pac contamos con los ejemplos contrapuestos, esas artistas que nunca quisieron ser una cara bonita, sino una fuente de flow, y por ello se mantuvieron y se mantienen fieles a su estilo. Un clarísimo ejemplo es Missy Eliott, quizás sea también la más famosa. Ella misma dijo que no importaba como se vistiese, ni si estuviese gorda o si fuese delgada, porque en eso no se tenían que fijar los oyentes, que lo que importaba era la música que hacía y nada más. 

Obviamente no es la única, ya que podemos decir orgullosos que la mayoría de raperas no se dejan manejar por las discográficas. Demuestran su estilo y cierran la boca a todo aquél que dice eso de «El rap no es para mujeres»… Sinceramente, si alguien piensa lo anterior es una vergüenza que escuche rap, ya que este estilo de música siempre se ha caracterizado por luchar contra las desigualdades.

No hay absolutamente nada que haga inferior a una mujer frente a un micrófono, sin embargo es cierto que siempre han tenido menor protagonismo que los hombres, quizás por que su número es menor, o también por la mayoría de audiencia masculina. Sin embargo muchas raperas no tienen que envidiar nada a sus colegas hombres.

Entre las pioneras encontramos a la rítmica Monie Love, quien nos dejó auténticos temazos a finales de los 80, o Queen Latifah, quien se gano el respeto de los oyentes con sus primeros trabajos inspirando a muchas chicas a meterse en el rap, al mismo tiempo que criticó la falta de respeto hacia las mujeres en el Hip Hop en muchos de sus temas. Su popularidad a principios de los 90 no sólo la llevo al cine, donde ha acaparado una exitosa carrera, sino que también fue la primera mc en aparecer en un videojuego (RapJam 1995). Es sin duda la que abrió una veda en el rap, cambiándolo para siempre.

En los 90 también encontramos a una de mis preferidas, Lady of Rage, quien quizás fuese una de las mejores representantes del hardcore en la West Coast. Fichó por el mítico sello Death Row y gracias a ello colaboró con Dr Dre o Snoop Dogg entre otros. Dejándonos temazos como este:

Foxy Brown es una artista que guarda similitudes en cuanto a flow con la anterior, sin embargo su imagen sexualizada contrasta con lo que criticábamos al principio. Aún así su fuerte carácter la convirtió en una de las caras femeninas más notorias de finales de los 90 y principios de los 2000. Sus letras cargadas de violencia y picaresca la mantuvieron en la cresta del gangsta rap.

Con un estilo completamente distinto encontraríamos a la fallecida Left Eye, componente del grupo TLC, que a pesar de hacer un rap muy comercial su estilo era bastante propio en todos los sentidos. Y con un estilo aún más lejano todavía, no solo a Foxy Brown sino a la anterior encontraríamos a Lauren Hill, quien probablemente sea la mejor rapera de todos los tiempos. No exagero al decir lo anterior de la componente del grupo Fugees, en cuanto a lírica no tienen nada que envidiar a nadie; frases inteligentes, críticas y que hacen pensar junto a una voz hermosa con la que hacía de todo, ya que no solo se limitaba a rapear, sino que también cantaba. Destacaba en su grupo, donde era la única chica y también destacaría en solitario.

Quizás estas son las artistas más representativas históricamente en el rap estadounidense pero no cabe duda de que el futuro está asegurado con artistas como Gavlyn, Kamaiyah, Young MA o Reverie. Quienes son el claro ejemplo de calidad musical sin necesidad de vender su propia alma.

En nuestro país las caras más representativas son sin lugar a dudas Mala Rodriguez y Arianna Puello que fueron las primeras en tener éxito dentro de la escena. la Mala podríamos decir que se perdió un poco pero que acabó reencontrándose con ella misma en sus últimas canciones para alegría de todos, mientras que Ari siempre ha estado al pié del cañón y nos ha dejado un trabajazo hace poquito (Rap Komunion).

No podemos olvidarnos tampoco de artistas españolas como Aid, Ursula ex componente de Sondkalle (Una de las top one sin duda), Lefay quién lleva ya años haciéndose hueco desde la costa valenciana, o la fallecida días atrás Gata Cattana.

Después de todos estos nombres… Y de los que faltan, ¿Alguien es capaz de decir que el rap no es para las mujeres? Yo lo tengo bastante claro. Feliz día chicas y larga vida al rap femenino!

Fancy G

Guanca a.k.a. Fancy G, es un multifacético personaje que engloba labores periodísticas para I AM RAP, donde sobretodo se mueve en los asuntos internacionales. Vivió en Madrid y en Italia aunque pasó su infancia como un nómada por tierras andaluzas, donde reside en la actualidad. Después de convertirse en historiador del arte decidió lanzar su primer trabajo musical, tras una vida marcada por la música rap, reggae y R&B. Es un amante de los sonidos Old School, West Coast y Funk, los cuales, según él mismo son perfectos para jugar al baloncesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social

Buscar

Suscribirse