Aviso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

OK

NewsLetter X

¿Quieres recibir en tu correo las mejores noticias de I am rap?

-->

Rick Ross admite que sufrió un ataque gástrico tan fuerte que…

El Boss… de Roca?

El rapero de Miami, que sacó este verano su, esperadísimo, Port of Miami II (Un álbum con bastante brillo), confesó en una reciente entrevista que, el año pasado, en una de sus noches locas, se pasó mezclando alcohol, codeina y otras drogas al punto de sufrir un colapso mientras se encontraba en la cama con una chica.

Esa noche está muy lejos de la imagen que, últimamente, lleva el rapero de la costa este, de un hombre comprometido con su perdida de peso y que se dedica al ejercicio y a la comida saludable. De hecho fue la noche que le hizo tocar fondo y decir «basta». Dayquil, Codeina, Vicks VapoRub, yerba y mucho alcohol hicieron que ni el cuerpo ni el estómago le acompañasen. Se defecó encima mientras le salía espuma por la boca, en la cama, con una chica que estaba con él y que, atónita, bajó corriendo las escaleras para avisar a los colegas de Ricky, que llamaron a los servicios sanitarios.

Pese a lo sucio de la noticia, no creemos que llegue a manchar su carrera, que de momento está viento en popa con su último álbum, el cual os aconsejamos checkear.

Y vosotros… ¿Tenéis alguna historia bochornosa como la de Rick Ross?

Aquí tienes más sobre:
Fancy G

Guanca a.k.a. Fancy G, es un multifacético personaje que engloba labores periodísticas para I AM RAP, donde sobretodo se mueve en los asuntos internacionales. Vivió en Madrid y en Italia aunque pasó su infancia como un nómada por tierras andaluzas, donde reside en la actualidad. Después de convertirse en historiador del arte decidió lanzar su primer trabajo musical, tras una vida marcada por la música rap, reggae y R&B. Es un amante de los sonidos Old School, West Coast y Funk, los cuales, según él mismo son perfectos para jugar al baloncesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social

Buscar

Suscribirse